Gloria Lopez

¿Probamos? Ante el espejo

Y me di cuenta que estaba ahí frente a un espejo y no sabia quien era. 
Solo me daba cuenta de mi soledad y no era soledad de gentes, eso lo tenía . Era soledad de MI
Estaba tan apartada de quien Soy que no me reconocía.
Lloré solo por que me sentia sola, no me daba cuenta de nada más, no era capaz de advertir todas las emociones que se vuelcan cuando una entra en el estado de;
¡oh dios mio quien soy¡ 
Te a ocurrido en alguna ocasión sentirte así? 
Es una locura la verdad. Yo lo constato
Como puedes ver yo si me he encontrado en ese espejo. 

Te encuentras en este punto? no sabes como seguir? o a dónde dirigirse?.

Lo tienes todo para ser feliz; un compañero/a o no ( según preferencias), hijos o no, trabajo más o menos estable con un sueldo medio que está bien para vivir, una familia cercana y que te quieren lo mismo que tus compañeros de trabajo y tu grupo social, eres reconocida en tu barrio y la vida te sonríe.
Según la opinión los demás claro.
Porque TÚ estás apagada, tal vez no siempre pero tienes cada dia estadios más largos de cansancio y es no físico. 
Es ese tipo de cansancio que no se sabe bien cómo explicarlo. Ese que nos causa cada día más tristeza y apatía. 
Y tiras años y años arrastrando el cuerpo por este planeta, por que lo que es VIVIR no vives.
 Hay muchas maneras de vivir en esta sociedad, lo que es irrefutable es que vivimos en sociedad y nos dejamos arrastrar por las circunstancias que se nos acontecen sin parar a pensar si realmente eso es lo que queremos. Muchas de nuestras decisiones son tomadas por la influencia «INVISIBLE» de nuestro entorno tanto cercano como yo todo lo que vemos en redes, televisión, cine etc etc. Tal manera de decidir nos va cambiando, sin percibir si nos es beneficioso u no hasta que llega un momento en que nos impacta tanto nuestro cambio que nos no reconocemos. Echamos la vista atrás y…… dónde está esa que no me encuentro.
Es cuando la toma de decisiones es primordial, por que solo hay dos.

1º Sigues desapareciendo lentamente hasta ni verte ti misma. Es decir 
Decides que es lo que hay y no se puede hacer más, las cosas no cambian, y te sientas a esperar que el cielo caiga sobre tu cabeza y si eso ocurre será culpa tuya por que te quedaste sentada o por que eres gafe. Dá igual el «que» uses. La cuestión es que no tomas ACCIÓN. Y así te vá

2º Te miras, lloras o no (cada quien es cada cual) y decides que esto que sientes y que se refleja en ti no se soluciona con maquillajes, ni pastillas, ni es una mala noche, ni es un mal momento.
Te das cuenta que puedes ser más feliz ¿y por qué no?, si crees que lo tienes todo ¿por que no lo eres ??? y si no lo tienes lo quieres. 
En cualquier caso te pones en MARCHA en ACCIÓN, para poder mirarte otra vez y saber que ERES QUIEN QUIERES SER.
Que cambias tu vida por que lo deseas TÚ, te individualizas de la rueda social para tener TU experiencia de vida con la menor influencia posible. Cuando esto ocurre es realmente cuando los cambios, los éxitos y la plenitud llega sin censuras ni autobloqueos ni miedos a…. quien sea o lo que sea.
Entonces tu seguridad en ti no tiene limites, por que hagas lo que hagas decidas lo que decidas lo haces tu
Ahí retornas a la VIda.

Yo puedo ayudarte; 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Artículos

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter