Gloria Lopez

Aprender a ser productivo

aprender a ser productivo

En ocasiones, es prudente dar un giro radical a cómo se ve la vida, realizando actividades fuera de la zona de confort. Al principio, obviamente no será cosa fácil ni mucho menos rápido, ya que tomará su tiempo. Sin embargo, los beneficios de aprender a ser productivo, guiarán tu ser al siguiente nivel de tu desarrollo como persona.

Por ende, en Quiertmas, busco explotar ese ser productivo de tu interior, capaz de enderezar su vida de excelente forma. No significa que ya no seas una persona culta y con un horizonte entre ceja y ceja, pero nunca está demás otra perspectiva de vida.

¿Te consideras una persona productiva? ¡Conoce las características de este estilo de vida!

Probablemente alguna vez en la vida, has sentido que tu papel no es suficiente actualmente o no cumples con lo que deberías. Sin embargo, es importante saber que, una persona productiva no es quien más tareas realice al día. 

Al contrario, para saber cómo ser productivo, primeramente, se debe perfeccionar el arte de escuchar. Una persona que sepa escuchar y entender, comprenderá cómo ayudar a los demás, ayudándose a sí mismo. 

A su vez, una persona productiva es quien se pone al servicio de quienes realmente lo necesitan. Es un individuo que le gusta ayudar a quienes lo merecen. 

Aprender a ser productivo no es sinónimo de sobresaturarse con tareas que, a largo plazo, son innecesarias. Al contrario, un individuo con estas características y potencial, es quien organiza su día para aprovecharlo al máximo. 

En ese sentido, no pierde el tiempo entre lo que debe hacer y lo que no, sino que pone en manifiesto un plan maestro. También, otro punto clave de un poderoso ente productivo, es siempre posee un horizonte o un rumbo. Como resultado, no solamente mejora su vida personal, sino familiar, profesional y amorosa en todo sentido. 

¿Deseas el método para aprender a ser productivo? ¡Sigue estos consejos!

Tal como se mencionó, ser alguien productivo requiere de perseverancia, ya que no es un cambio que se evidencie de la noche a la mañana. Si todavía no cuentas con esta clase de hábitos, el camino será difícil, pero los resultados valdrán la pena.

Descansa bien y levántate temprano

Recuerda una vez más, ser productivo no significa hacer mil tareas al día. Por tal motivo, organiza tu día en función de las prioridades más estrictas para descansar las horas de sueños debidas. Así, serás capaz de levantarte temprano por la mañana para cumplir con el resto de las obligaciones.

Ejercicio, dieta y salud

Aprender a ser productivo también pasa por realizar ejercicio continúo o de vez en cuando. Del mismo modo, esta actividad física debe estar respaldada por una dieta balanceada con los requerimientos adecuados. A su vez, cerciora que tu salud esté al máximo, programando una visita periódica al médico como una costumbre.

Conviértete en luz para el hogar como para la calle

El primer paso para lograr tu cometido es ser productivo en el hogar como tal y luego mostrar esas actitudes al mundo. No comiences tu día a media mañana, ni dejes los deberes de la casa para última hora, puesto que también, son importantes.

Tolerancia y respeto

Además, para empezar a ser productivo, una de las mejores opciones es no molestar a los demás. Sin importar que piensen muy diferente a ti, es imperativo tolerar las opiniones ajenas y respetarlas. 

La planificación es esencial

Aprender a ser productivo conlleva a tener un espacio clave para planificación. Consecuentemente, el día siguiente, será más llevadero, ya que existirá un plan previamente trazado para afrontarlo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Artículos

como gestionar mis emociones

¿Cómo gestionar mis emociones?

A veces, es común sentirse abrumado por las situaciones de la vida, sobre todo cuando piensas que nadie entiende tu pesar. Por ello, los pensamientos

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter